La obra del artista visual Osiris Gómez, tiene una característica fundamental en su realización artística conceptual, que al expresarla deja ver en su propuesta pictórica una innegable tendencia hacia el surrealismo, esto desde hace ya mucho tiempo lo han venido observando especialistas y entendidos en la materia, tanto de la República dominicana como de otras partes del mundo, quienes han escrito sus opiniones en revistas, periódico y otros medios sobre la obra de Osiris.

Osiris Gomez

Para el intelectual dominicano Dr. Mariano Lebrón Saviñón, en la obra de Osiris se puede apreciar un perfecto dominio del dibujo, ya lo habían destacado el maestro Domingo Liz y la Maestra Ada Balcácer en su momento, quienes han estado involucrados en la formación de este artista, quien no solo cuenta con una formación académica, sino que él además, en el largo camino que ha recorrido haciendo su obra tanto fuera como en el taller,  a realizado innúmeras exposiciones individuales y colectivas a nivel nacional e internacional, participando también en bienales tanto el país como en el extranjero, sus visitas a grandes museos internaciones, las lecturas  y la practica sobre el arte pictórico en todas sus técnicas, estilos y tendencias, tanto las más antiguas como las contemporáneas y modernas, están presente en su formación como artista, dándole así más contenido a su obra.   Su personalidad se caracteriza por un interminable deseo de perfeccionar y mantener actualizado su arte y su formación cultural.

En una de las opiniones críticas más importante y de gran trascendencia, escritas sobre la obra del artista Osiris Gómez, debemos destacar la de Abil Peralta Agüero, quien expresa en dos de sus párrafos presentes en este texto lo siguiente: Un acto y compromiso que  históricamente el artista ha experimentado desde la presentación en 1991 de su primera exposición individual titulada con el sugestivo n o m b r e de su nombre: “Osiris Gómez/Primera exposición individual”, compuesta por un cuerpo de obras directamente asociadas a los principios estéticos, conceptuales,  filosóficos y temáticos que dan fundamento al Surrealismo universal, premonitoria y visceralmente creado por el pensador francés André Bretón como la plataforma que da simiente al

arte moderno y a las vanguardias más radicales del siglo xx, expandida hasta sus altos niveles de influencia y presencia activa en los lenguajes y constructos técnicos y conceptuales del arte contemporáneo.

Reflexiono que de ninguna manera el profesor Juan Bosch estaba equivocado cuando la noche de la inauguración de la primera exposición de Osiris Gómez en las salas de exposiciones temporales de Casa de Bastidas, a la manera de premonición, anunciaba el exitoso andar artístico de quien décadas después, se convertiría en una presencia notable, lo que podríamos llamar, “el espacio histórico del Surrealismo dominicano”.